Odebrecht y Reunión de Fiscales en Panamá ¿Dónde quedó Rep. Dom.?

Por Daygorod Fabián Sánchez
El Autor es Educador y Comunicador Social de Villa Vásquez

Un hecho que pasó desapercibido y se tipificó – desde la óptica oficialista – de insustancial fue el anuncio del cenáculo en Panamá. En esta tertulia se estructuraran ideas para abordar el tema de la corrupción, especialmente el Caso Odebrecht. Comisionados y representantes de las fiscalías de Argentina, Portugal, Suiza, México, Ecuador, Perú, Colombia, Guatemala y El Salvador harán acto de presencia.

A raíz de los avances en materia de corrupción, en esas naciones que cité con anterioridad, es evidente que la convivencia y el intercambio de información sobre la base del caso Odebrecht es fructífero; en todos esos países, a pesar de las implicaciones políticas, sociales y económicas han llevado a la acción real de la justicia a los implicados y participes del entramado de corrupción más grande de la historia de América.  

En algunas de esas naciones hay hijos, sobrinos, Expresidentes, Vicepresidentes en ejercicio, Senadores, Ministros y Exministros con medidas jurídicas consistentes en privación de libertad, congelamiento de sus cuentas bancarias y otras arqueadas que tienen por finalidad bloquear cualquier posibilidad de evadir la sanción final que está estipulada en los marcos jurídicos de esos países.

Ha causado mucho aciago en la población el congelamiento, poco abordaje e intención descarada de sacar el tema Odebrecht – especialmente con Punta Catalina – de la palestra pública. El avance de las investigaciones posee cifras negativas y los aportes para saciar la sed de justicia del Pueblo Dominicano han resultado insulsos y con categoría de mediáticos. Por instantes entendí el gran peso que recayó sobre el Procurador General de la República Jean A. Rodríguez, producto de su inexperiencia y juventud.

Pero más adelante procuré ver más allá (de forma zahorí) de las argucias televisivas y pagadas para dar la impresión de independencia judicial. En esa observancia determiné que tanto el Gobierno como el dirigente político, con categoría de Procurador General, nos ven como bonhomías. Tan ingenuos que creeremos todos los intentos no intentos de hacer y no hacer.

…Todos invitados menos los de República Dominicana

Quizás fue extensa la introducción y muy breve la culminación de este escrito. No obstante me gustaría hablar sin escuetos sobre las posibles razones por las que los representantes de la justicia dominicana no se presentarán en esa importante reunión de carácter jurídico.

1-Ningún avance en esta jurisdicción en torno al caso.  
2-Encubrimiento oficial para los oficialistas implicados.
3-Interés desmedido en continuar laborando con Odebrecht, cuando en esos países la han echado a patadas.

4-Temor a que se divulguen revelaciones sobre políticos (que ya todos conocemos) y no se actúe como es debido.