¿Cómo está la situación en el PLD?



Por Daygorod Fabián Sánchez
El Autor es Educador y Comunicador Social de Villa Vásquez

Uno de los referentes mediáticos que sirve de plataforma para saber cómo deviene la situación partidaria a lo interno del PLD, es escuchar o ver a los áulicos, que son colocados en los medios de comunicación para retorcer la verdad, decir y resaltar los problemas de las demás agrupaciones partidarias.

El ejercicio consistente en llenar los medios comunicativos de los problemas que arropan las demás agrupaciones políticas, legitimo desde el punto de vista del poder, tiene como fin distraer de los problemas internos de quien emite los criterios exaltadores de la paja del ojo ajeno.     

Las redes sociales son el medio predilecto para explotar las diatribas y confrontaciones que sufre el partido de gobierno entre sus dirigentes importantes. Solo basta con leer los escritos en Twitter de Fernando Fernández (Ex-Director de Aduanas), quien aunque se quiera descalificar usando el argumento de que está molesto por su destitución, es la viva expresión de las diferencias existentes entre Leonel Fernández y Danilo Medina.

Otro indicativo de la profunda crisis de esa formación política – la única que está verdaderamente organizada en la República Dominicana – es la articulación de Reinaldo Pared Pérez, frente a la Asamblea Nacional, un escenario no ideal, donde externó su favor con relación a las primarias abiertas, en franca respuesta a la posición del presidente de ese partido Leonel Fernández Reyna.  

Precisamente ese argumento lo utilizo como plataforma introductoria para destacar el grado de discrepancia que existe en el PLD, ya que con la reforma constitucional del año 2010, quedó pulverizado (lo ya fallado) todo lo relacionado o dirimido en la Suprema Corte de Justicia, actuando como corte constitucional. De manera que jurídicamente no hay que hablar de primarias abiertas. Sustancialmente ese es el principal argumento que usa el expresidente Fernández.

Anteriormente no había densidad en el ambiente y los pleitos quedaban solo en falacias inventadas por los enemigos del CP (Comité Político), ahora todos se quedan esperando que las sillas vuelen, y aunque no sucede, pero ganas no faltan en los miembros de ese poderoso grupo.  

La fascinación por la transferencia de liderazgo (fenómeno político inexistente) hace que cercanos al palacio hagan una apuesta frente a la imposibilidad de la repostulación de Danilo, pesando que esto de forma automática colocaría todo lo que representa Medina (en el poder) pase a manos de otro de sus cercanos. ¡Un error!