El director del Consejo de Coordinación de la Zona Especial Desarrollo Fronterizo CCDF, abogó hoy por la extensión a 20 años de la Ley 28-01

El director del Consejo de Coordinación de la Zona Especial Desarrollo Fronterizo CCDF, abogó hoy por la extensión a 20 años de la Ley 28-01, sin cuya modificación concluiría en 24 meses.

El licenciado Luis Estrella dijo que durante el período de vigencia de la ley 28-01, han surgido nuevas circunstancias, como es la puesta en vigencia de la Ley No 1-12 de la Estrategia Nacional de Desarrollo(END), que justifica ampliar su contenido.

La modificación inmediata de la ley 28-01, que crea el Consejo de Coordinación de Proyectos Especiales de la Zona Fronteriza, es una imperiosa y urgente necesidad, para garantizar la continuidad de ese instrumento legal que beneficia a las provincias, situadas en la frontera, caracterizadas por la marginalidad, el atraso y la pobreza.

En las provincias beneficiadas por la Ley 28-01, Dajabón, Santiago Rodríguez, Monte Cristi, Elías Piña, Pedernales, Bahoruco e Independencia, hay instaladas de manera activa 81 empresas,  las cuales tienen alrededor de 10 mil empleados y producen al Estado más  de 20 mil millones de pesos anualmente. 

“El objetivo de esta ley es la de incentivar la inversión en esas provincias fronterizas, liberando a las empresas que se instalaran en esa zona de una exención de un 100%  del pago de impuestos internos, de aranceles aduaneros sobre materias primas, equipos y maquinarias, así como la liberación del pago de un 50% del pago de  libertad de tránsito, uso de puertos y aeropuertos, todo esto por un período de 20 años”, dijo Estrella 

Esta ley obedece a un mandato constitucional, estableciendo la Constitución reformada del 2010 lo siguiente, en su artículo 10: ” Se declara de supremo y permanente interés nacional la seguridad, el desarrollo económico,  social y turístico de la Zona Fronteriza, su integración vial,  comunicacional y productiva”. Además, en el  artículo 221 se establece: ” La ley podrá conceder tratamientos especiales a las inversiones que se localicen en las zonas de menor grado de desarrollo o en actividades de interés nacional, en particular las ubicadas en las provincias fronterizas”.

Expresó el funcionario que “ es  notorio que las intenciones del legislador fueron muy claras y precisas, en cuanto a establecer que la ausencia de un programa adecuado de desarrollo de inversión  en la zona fronteriza,  limita considerablemente la explotación de esos recursos, provocando éxodos masivos, que van produciendo la despoblación creciente de la región,  con el consecuente incremento del abandono de importantes fuentes de recursos de la nación,  la intensificación de la pobreza y un riesgo de desolación que se convierte en un incentivo permanente para la migración extranjera a esos lugares y espacios abandonados por sus habitantes”.

Según el director del CCDF a ésta importante ley sólo le quedan un poco más de 2 años de vigencia, por lo que, de no extenderse el plazo, las provincias fronterizas podrían perder el más importante instrumento de política gubernamental disponible que garantiza su apoyo al desarrollo regional. A una zona caracterizada por la exclusión social y económica, a la falta de estructuras productivas modernas y por la desigualdad territorial.

“Es justo reconocer el esfuerzo que en beneficio de esa región fronteriza ha venido desarrollando el presidente Danilo Medina en los últimos tiempos, los cuales han impactado positivamente esa área, caracterizada por un alto índice de pobreza. Es tan significativo el interés del primer mandatario, que hace unas semanas fue creada una comisión interinstitucional encabezada por el ministro de la Presidencia, Gustavo Montalvo, para elaborar  un plan de trabajo que impacte positivamente en las provincias fronterizas”, añadió.

“Somos de opinión que este plan gubernamental en el cual  intervendrán varias instituciones para el desarrollo fronterizo, debe ir acompañado de una estrategia dirigida a modificar la ley 28-01, como una manera de que el sector público y el privado vayan de la mano, hasta lograr el rescate definitivo de la región fronteriza, convirtiéndola en una zona moderna y atractiva, que permita a sus nativos regresar a su lugar de origen y de esta manera controlar  la migración extranjera, por falta de mano de obra dominicana”, estimó.

El Consejo de Coordinación de Proyectos Especiales de la Zona Fronteriza, elaboró un proyecto de ley que fue entregado a la Comisión de Fronteras de la Cámara de Diputados, el cual ha sido asumido por varios legisladores de la región. Ese proyecto de ley será estudiado por la Comisión de Fronteras del hemiciclo y fundido con otras iniciativas que van en la misma dirección, por lo que esperamos un consenso para su pronta aprobación, para dotar al país de un instrumento legal fuerte, sólido y moderno, que permita la continuidad de la ley 28-01.

 “Tenemos la esperanza de que el congreso modificará la ley 28-01, cumpliendo de esta manera con un mandato constitucional y sobre todo salvando un instrumento al servicio de una causa nacional, patriótica y de una región que clama por su desarrollo y modernidad”, concluyo el licenciado Estrella.