Defreites firmó a Vladimir, nunca pensó sería inmortal


Santo Domingo.- Cuando en 1993 Arturo Defreites fichó a Vladimir Guerrero para los Expos sabía que había conseguido a un jugador talentoso, pero nunca imaginó que llegaría tan lejos como al Salón de la Fama de Cooperstown.

“Voy a confesar algo: cuando firmamos a Vladimir sabía que conseguimos a un jovencito con muchas cualidades para jugar béisbol, pero si en ese momento usted me preguntaba que sí iba a ser Salón de la Fama hubiera respondido que no sentía eso”, admitió.

Esa percepción le cambió cuando el joven jardinero de los Expos se hizo uno de los outs más difíciles de la Gran Carpa.

“Después que se estableció su futuro era predecible, brillante y ya vimos como terminó”, destaca sobre “La Tormenta de Don Gregorio”, que en 16 años con Montreal, Angelinos de Anaheim, Vigilantes de Texas y los Orioles de Baltimore tuvo average de .318, con 449 jonrones y mil 496 producidas.

Indica que Vlady le impactó desde que lo vio cuando fue a ese poblado para evaluarlo, pero no podía ofrecerle porque el espigado jugador tenía varios meses entrenando con los Dodgers en el Campo Las Palmas.  

“El hizo unos tiros desde el ¥right¥ a tercera que me impactaron”, manifiesta Defreites, quien lo vio entrenando en el programa de béisbol que Víctor Franco opera en Nizao.

Una semana después supo que los Esquivadores le dejaron dejaron ir y no perdió tiempo en reclutarlo y convencer a Fred Ferreiras, jefe de scouts de Montreal, a fin de que le diera el “okey” que precisaba para firmarlo por dos mil dólares.

Emocionado

Sobre el hecho de que será el invitado especial de Vladimir en la ceremonia, declara que “Para mí es algo muy importante. Esa es una oportunidad que quizás se presente una vez en la vida entera de una persona. 

“Poder llegar a la ceremonia de exaltación del Salón de la Fama del Béisbol de Grandes Ligas de una persona que uno estima y quiere tanto --y yo sé que de allá para acá también hay mucho cariño-- es algo grandioso”, subraya. Defreites, un outfield de gran poder que no pudo establecerse en las Mayores.

Resaltó que los lazos que les unen son muy buenos, “a pesar de que yo no estoy con el todos los días, pero siempre estamos comunicados. El siente mucho respeto hacia mí”.

@listin