En Montecristi propietario de embarcación marítima denuncia buzo pretende demandarlo por medio millón pesos en un acto de mala fe

Por Santos Vásquez

Montecristi, R.D.-Robinson Jiménez, quien es propietario de una embarcación marítima de 23 pies de eslora dijo que el buzo Santiago Almonte, en un acto que calificó de mala fe pretende demandarlo judicialmente por la suma de medio millón de pesos. 

Jiménez, narró que el  día 19 de julio, de este mismo año Santiago Almonte, fué impactado en la pierna derecha  por la hélice de su embarcación cuando iba en marcha    en el caño de nevageacion conocido como en el Embarcadero, en las proximidades del Club Náutico, en esta localidad  por donde transitan las naves marítimas de grandes tamaños  debido a su profundidad.

Dijo que humanamente y dentro de sus  posibilidades laborales  desde  el momento del hecho se a mantenido haciéndole entrega de dinero vía una cuenta bancaria de un hermano suyo y al del propio pescador con la finalidad de que fuera pagando los servicios médicos.

Robinson Jiménez, aclaró que Santiago Almonte, no laboraba con él, al tiempo que dijo que el buzo se encontraba  sumergido sin la boya y bandera internacional de pesca lo que da señal a las naves marítimas que deben mantenerse a 150 metros de distancia como  lo establece la regla de la Armada Dominicana.

Jiménez, indicó que a la hora del hecho contaba con su certificación de salida expedida por la  Armada Dominicana, ó Marina de Guerra,  además de que solicitó a esas autoridades militares una  acta donde detalla lo ocurrido en ese accidente marítimo del cual dijo lamentar por tratarse de un ser humano y sobre todo de un padre de familia el cual es su  amigo y ambos residen en la ciudad de San Fernando, de Montecristi.

Fué reiterativo al señalar que se dejaba sentir en parte en lo económico para los gastos médicos de la situación de salud por la que esta atravesando Almonte, al que también le hizo una propuesta amigable de entregarle la suma de tres mil pesos mensual hasta lograr su recuperación y así se integre a sus labores normales.

Finalmente Robinson Jiménez, dijo que reaccionó sorprendido cuando un ministerial ó  alguacil le entregó una notificación tratándose de una demanda en su contra por Santiago Almonte, de quien dijo no esperar tal cosa debido a la amistad que le une y al buen trato que ambos se han dispensado.