Autopistas de la región Norte en condiciones deplorables


Santiago.-El progresivo deterioro del tramo de la autopista Duarte en el trayecto La Vega-Santiago comienza a causar malestar entre quienes se desplazaban por esa importante vía.

Una gran parte de dicha carretera presenta hasta deslizamientos de tierra y hoyos que al provocar que muchos conductores traten de esquivarlos, ocasionan accidentes.

Frente al hotel Hodelpa, a diez kilómetros del municipio de Santiago de los Caballeros, desde hace un tiempo, viene registrando derrumbes y se teme que en temporada de lluvia pueda colapsar e impedir el paso vehicular.

En la zona afectada, desde hace un largo tiempo fue colocado un letrero del Ministerio de Obras Públicas, pero sin que sea llevada la solución  que requiere.

Para identificar la cantidad de hoyos, las autoridades le coloran pinturas de color amarrillo.

“No es solo que está deteriorada la autopista por la gran cantidad de hoyos por la falta de mantenimiento, es que además se siente como hundimientos en algunos puentes que tienen ya mucho tiempo de que fueron construidos”, expresa Domingo Santos, quien a diario circula por la autopista con destino a Bonao.



También en el trayecto desde La Vega hacia Bonao la vía presenta los mismos problemas de falta de mantenimiento, por lo que se requiere de una inversión de recursos económicos.

En el caso de la autopista Joaquín Balaguer que comunica desde Santiago de los Caballeros hacia Navarrete, las barandas están prácticamente destruidas, algunas por el registro de accidentes automovilísticos, o de personas que la cortan para abrir paso, o robarse los hierros.

Sin embargo, la parte asfáltica luce en mejores condiciones que la autopista Duarte, debido a que fue sometida a un proceso de intervención.

En cuanto a la carretera Navarrete-Puerto Plata, sigue siendo la principal demanda de los diversos sectores de la costa Norte, debido a que permanecen prácticamente incomunicados por las condiciones de sus vías. En la actualidad, el proceso es sumamente lento, al parecer por la falta de erogación de fondos.