En Montecristi pescadores denuncian no podrán celebrar las navidades junto a su familias fruto del asedio de miembros de la Armada Dominicana

Por Santos Vásquez y Emerson Jiménez

Montecristi, R.D.-"Si los miembros de la Armada Dominicana, antigua Marina de Guerra, que prestan servicios en esta parte de la República Dominicana, continúan con sus asedios  y persecuciones a los pescadores Montecristeños,  no vamos a poder  a celebrar con nuestras familias estas  navidades porque no estan impidiendo de realizar nuestras labores".
Así  lo han expresados distintos pescadores los cuales explican que sin justificaciones algunas miembros del M2, de la referida institución militar armada lo han despojados  de sus motores fuera de  borda, embarcaciones y otros utensilios propio de la pesca.
Nilvio Cruz, presidente de la Asociación de Pescadores   del  Caño Yuti, de Montecristi, dijo que no se opone para que la Marina de Guerra, realice sus labores de investigaciones  al tiempo que solicitó que se haga  pero que se respetan los derechos y deberes de los hombres que se dedican a esa actividad económica la cual sirve para la manutención de sus familias.

Larinson Marcelino, (Quico), quien es propietario de cuatro embarcaciones indicó que realiza sus labores pesquera conn transparencia sin incurrir en cosas mal  hecha porque tienes prestamos en instituciones bancarias pero no puede producir por el asedio y las  persecuciones de esos militares que prestan servicios en el puesto conocido como Parolí, en el Morro de Montecristi, y en el Puerto de Manzanillo.
A diario en los medios de comunicación de la zona los pescadores denuncian mal trato por parte de los marinos que prestan servicios en esta parte del país mientras que los haitianos  penetran en  embarcaciones pesqueras a agua territoriales Dominicana,  a toda hora del día y la noche, y    a su paso capturan todo tipo de especie marina sin ningún control.
Los hombres del mar estan haciendo un llamado al presidente  licenciado Danilo Medina Sánchez, a fin de que el mandatario instruya a los jefes superiores de la Armada Dominicana, y estos a sus vez ordenen a sus subalternos dejar trabajar a los pescadores para que puedan ganarse limpiamente el dinero para pagar las deudas contraídas y así celebrar con sus familias estas navidades.