Ven Leonel luce invencible en PLD

La fuerza del liderazgo del expresidente Leonel Fernández y el posicionamiento electoral de su proyecto político de cara al 2020, convierten casi en una quimera las pretensiones de algunos precandidatos presidenciales del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) de que esa organización lo descarte para participar en las primarias del 6 de octubre de este año.

La propuesta en ese sentido parece ser producto de la imposibilidad que avizoran de vencer a Fernández en esa contienda electoral interna, en las que el exgobernante tendría unos 6 contendores, la mayoría leales al presidente Danilo Medina.

A esa conclusión parecería que llegaron la semana pasada los precandidatos Juan Temístocles Montás, Reinaldo Pared Pérez, Carlos Amarante Baret, Francisco Domínguez Brito y Radhamés Segura en la reunión que sostuvieron en un restaurante de la capital.

De ese encuentro salieron planteando que el candidato presidencial del PLD en los próximos cominicios no debe ser ni Fernández ni Medina, a pesar de que el jefe del Estado no ha manifestado de manera explícita su disposición de repostularse y de que existe una prohibición constitucional que se lo impide.

Los números

Según una encuesta publicada en los diarios nacionales el mes pasado, los cinco juntos no reúnen la cantidad de votos necesarios para competir con Fernández, que aparece con un 40 por ciento al externo del PLD y un 52.4 por ciento, en la preferencia del electorado.

En esa medición Pared Pérez, secretario general del PLD y presidente del Senado, aparece con un 5.4 por ciento fuera del PLD y un 3.6 dentro del partido oficial.

Amarante Baret, ex ministro de Educación, aparece con 3.1 por ciento fuera del PLD y 1.2 a lo interno de esa entidad política.

El que más se acerca al ex mandatario, según la referida encuesta, es el actual ministro de Educación, Andrés Navarro, que fuera del partido tiene un 13.7 por ciento y dentro un 8.6, pero no ha lanzado aún su precandidatura.

Los demás precandidatos ni siquiera fueron medidos, a menos de 8 meses de las elecciones primarias y a casi un año de que se lanzaron a las calles a buscar el voto.

Algunos observadores políticos se atreven a afirmar que, como consecuencia, los precandidatos que compiten con Fernández no garantizarían el triunfo en las urnas, en mayo del 2020, del partido morado, organización que ese año cumplirá 16 años consecutivos en el poder.

A pesar de que iniciaron sus carreras proselitistas con muchos ímpetus, sus precandidaturas han ido perdiendo fuerzas y parecen sucumbir ante el poderío económico y numérico del proyecto de Fernández, dentro y fuera del PLD.

Sus aspiraciones parecen estar perjudicadas por el desgaste político que afecta al Gobierno del presidente Medina, luego de dos períodos consecutivos en el poder.

Sus pretensiones

El más acérrimo opositor a la candidatura de Fernández es Montás, quien advirtió esta semana que para garantizar la unidad del PLD la condición fundamental es que esa entidad política presente al electorado una opción diferente a Fernández y a Medina.

Asimismo, Pared Pérez aseguró que la garantía de un triunfo del PLD en los próximos comicios es que se le presente al electorado una cara fresca como candidato, esto en alusión a sus aspiraciones.

“Lo que no se hizo en tres períodos, ¿qué se puede hacer en un periodo más?”, dijo refiriéndose al expresidente Fernández, quien ocupó la presidencia en 1996-2000, en 2004 y 2008.

“No estando en agenda la reelección, solo nos quedan dos caminos por elegir: el del atraso que en algún momento fue innovación, o el de la visión de país adaptado a esta nueva era”, expresó el precandidato Domínguez Brito, ex ministro de Medio Ambiente, en una clara alusión a Fernández.

Un Apunte

Desplome

A pesar de que iniciaron sus carreras proselitistas con mucho ímpetu, sus precandidaturas han ido perdiendo fuerza y parecen sucumbir ante el poderío numérico del proyecto del expresidente Fernández, dentro y fuera del PLD, hecho atribuido al desgaste político que estaría afectando al gobierno del presidente Danilo Medina.