Codue: “No podemos dar un mensaje equivocado intentando modificar la Constitución”


La entidad religiosa entiende que no sería prudente esa iniciativa para eliminar los límites que un político pueda tener en el poder


El Consejo Dominicano de Unidad Evangélica (Codue) mostró este miércoles su rechazo a que la Constitución dominicana sea modificada por apetencias personales y para eliminar los límites que un político pueda tener en el poder. También pidió que “Dios ilumine a quienes nos gobiernan”.
Su posición fue puesta de manifiesto a través de un documento, en el cual refiere que como entidad religiosa no puede ser indiferente ante los temas trascendentales que afectan a la sociedad y el tema de una nueva reforma a la Carta Magna es uno de ellos, adujo.
“Por tanto una reforma constitucional no puede ser concebida con la finalidad de beneficiar políticamente a quien está de turno, para perpetuarse sin límites en el poder. Eso no es sano y pone en grave peligro nuestra democracia”, planteó.
Entiende que no es tiempo de aprestos con esos fines, debido a la fragilidad de la democracia del país.
“En este momento, esa es la lucha que vive el país. Nuestra democracia, aún frágil, con recuerdos muy tangibles de la dictadura, no podemos dar un mensaje equivocado, intentando modificar nuestra Constitución, cada vez que queramos cambiar algo que no agrade a quienes tienen el poder en sus manos”, adujo.
Dijo también que su postura no estaba supeditada a una persona o partido en particular, sino que “tiene que ver con la defensa de los principios en los que se fundamenta la democracia”.
“No podemos claudicar ante estas tentaciones”, advirtió el organismo de los evangélicos.
El Codue dijo que se mantiene alerta y en defensa de la Constitución, ya que “no podemos ser cómplices silentes de ninguna acción que violente e irrespete la Carta Magna”.
Y agregó: “Debemos considerar que el poder tiene límites, al igual que el accionar del hombre en la tierra”.
A favor y en contra
La posición del Codue sobre el tema se da en momentos en que aumentan las presiones de algunos sectores, sobre todo del oficialismo que abogan por que el presidente Danilo Medina opte por buscar una repostulación, lo cual no puede hacer pues está inhabilitado constitucionalmente. Quienes buscan otro período de Medina, que sería el tercero, aducen que es el pueblo quien desea que el político continúe gobernando la nación.
Hasta el momento, el presidente Medina no se ha referido al tema, tal como prometió que haría. Igualmente, aunque legisladores oficialistas han planteado en varias ocasiones que “tienen los votos de la reelección” no se ha introducido ninguna iniciativa al respecto.
Pero, al igual que la entidad religiosa, otros grupos se oponen a una modificación de la carta sustantiva. Entre ellos está el coordinador del Foro Constitucional, Namphi Rodríguez, quien advirtió hace unos días que en el país no había condiciones para ello.
“Estamos llevando el Foro Constitucional al interior del país y lo que vemos es un gran rechazo a la reforma constitucional para la reelección, lo más prudente fuera que el presidente Medina se dirija a la nación y disipe los nubarrones de dictadura que ha denunciado la Iglesia Católica sobre el horizonte político dominicano”, dijo al ser entrevistado en el programa televisivo El Día, de Telesistema, canal 11.
Los militares constitucionalistas también se expresaron en contra de una reforma a la Constitución y anunciaron una manifestación frente al Congreso Nacional. También la Iglesia católica, en su Sermón de la Siete Palabras del Viernes Santo, tronó contra esa posibilidad y advirtió de los peligros de que la nación se encamine a una dictadura.
Otros argumentos del Codue
“La Constitución representa un pacto entre el pueblo y sus gobernantes, en el que están claramente establecidos los derechos y deberes de los ciudadanos así como el alcance y los límites del poder que se le ha concedido a quienes nos gobiernan, por lo que un gobernante no debe modificar ese pacto colectivo con el propósito de obtener un beneficio político coyuntural o de eliminar los límites que tiene el ejercicio del poder delegado que ostenta”.
“El reciente informe sobre la Calidad de la Democracia del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el informe de la Comisión de Venecia encomendado por la Organización de Estados Americanos ( OEA), y las encuestas que se han realizado desde el 2018 hasta la fecha, confirman el peligro y el rechazo de la mayoría del pueblo dominicano a que se efectué una reforma constitucional para reelegir a un gobernante en el poder”.
“La experiencia de otros países y la misma historia dominicana demuestra que forzar una reforma constitucional, desconociendo desde el poder ejecutivo el orden democrático, establecería condiciones de ingobernabilidad, en nuestro país”.