¡Leonel bajó la guardia!


Por Daygorod Fabián
Escritor, Comunicador y Educador de Villa Vásquez

Igual que en otras ocasiones, el expresidente de la República, Leonel Fernández se muestra taimado y reacio frente a todo aquel que disienta de sus aspiraciones.

De igual forma nos da a entender que sus posturas son definitivas y no tienen “marcha atrás”. Sin embargo en momentos finales procura, dicho por sus propias letras y discurso, un consenso donde él está dispuesto a ceder en sus posturas.  

Ha llenado de mucha sorpresa el último artículo, en su columna OBSERVATORIO GLOBAL, del presidente en tres (3) ocasiones, donde repite en varias veces la palabra consenso.

En otros escritos y en sus propias manifestaciones reiteraba su determinación a no ceder y no dar marcha, hacia atrás, a su convicción (o ambición) de volver a gobernar la República Dominicana.

Pero aunque muchos de sus seguidores sienten que no tienen nada que perder, e inclusive le han propuesto irse del PLD y formar un bloque alternativo. Fernández que ha sido presidente del país y es presidente de la principal fuerza política, sabe el peso del poder y lo que implicaría irse del partido que lo ha premiado en tres ocasiones.

…Elementos que Fernández consideraría

Si Medina se impone en el PLD, asumimos que Fernández se va a formar tienda aparte, partiendo de la tesis (antes de bajar la guardia) de que No Hay Marcha Atrás.  Aunque es necesario citar que ni a Medina ni a Fernández le conviene que el PLD salga del poder, lo he explicado en diversos escenarios. Las razones judiciales sobran.

Me parece que la peripecia de los eventos le ha hecho entender eso a Fernández. Muchos de sus aláteres esgrimían el argumento de que ya Fernández tendrá ocho (8) años fuera del poder, por lo que ya él no tenía culpa de lo que sucede o había sucedido.  

No obstante es preciso decirle a Fernández que si el PLD sale del poder se combinaran: persecuciones políticas, ansias de justicia de la población con respecto a los connotados casos de corrupción y respuesta del partido que gobierne a los reclamos internacionales de fin de la impunidad.

¿En qué consistirá el consenso?

Al igual que el unigénito Jesucristo, Leonel quiere halar en parábolas y no dar detalles precisos de sus planteamientos.

Por tal motivo enfatizó en el consenso pero no en cuales requisitos y construcciones políticas deberá tener.

Aunque es evidente suponer que se tratará de habilitar al Presidente Medina para periodos posteriores. Esta acción de hecho él mismo la efectuó en el año 2010, cuando reestableció el modelo Presidencial Constitucional del año 1994, reelección pero con carácter de intermitencia.