Asociación de volibol agradece apoyo de Tito Bejaran


Asociación de volibol agradece apoyo de Tito Bejaran
Por Belly Molina

Montecristi, República Dominicana.  La asociación de volibol de esta provincia agradeció el respaldo dado por el ingeniero Miguel Alejandro Tito Bejaran en el recién finalizado torneo de volibol categoría superior.

Isabel Emilia Rosario, quien sirvió de vocera del comité organizador, mediante comunicación en su cuenta de Facebook, valoró las atenciones y disposición del ingeniero Tito Bejaran  en colaborar de forma directa como patrocinador del certamen deportivo y dedicado a la leyenda del deporte el fenecido Manuel Virgil Mañé.

La jugadora de volibol Isabel Emilia dijo que ese tipo de evento levanta el entusiasmo entre los atletas de esa disciplina y expresó “Agradezco a nombre de la Asociación Provincial de Voleibol, de la familia Virgil, de los atletas y en el mío propio, al señor Tito Bejarán, por su accesibilidad, por su sencillez, por su interés y seguimiento a nuestra solicitud y sobre todo por no hacernos perder
el tiempo poniéndonosla “en China” como es costumbre de otros”.

En la apertura se dio a conocer la hoja de vida deportiva de Manuel Virgíl, catapultado como el primer jugador de la provincia en jugar en la selección nacional de volibol.  Así como su paso por el beisbol profesional otoño invernal de la Republica Dominicana.  Y es mañe también se destacó como músico.

En el acto inaugural del torneo participaron los hijos del finado, Ari Virgil e Ivon Virgil, Julio Mallol en representación del ingeniero Tito Bejaran, Digna González presidente de la asociación de volibol de Villa Vásquez y Miguel Sanchez, representante del Ministerio de Deporte en esa disciplina.

El primer torneo superior de volibol con refuerzo contó con la participación de equipos de ambos sexos de las provincias Dajabon, Santiago Rodríguez y Montecristi.  Durante los días sábado y domingo del recién finalizado fin de semana.

El tabloncillo del multiuso Ramon Montante Castillo sirvió de escenario para que los espigados atletas con sus remates pusieran a vibrar a los fanáticos.