Peña Gómez casi acepta los 2 años que ofreció Balaguer


Lideres políticos, católico.


Con un amplio legajo de experiencias como mediador en crisis políticas del país, monseñor Agripino Núñez Collado, hace revelaciones inéditas sobre un inesperado pacto que finalmente no se cumplió entre los dos principales adversarios de la lucha política en 1994.

En sus memorias, Núñez Collado retrata la tensión de esa fecha electoral y de las negociaciones del Pacto por la Democracia entre el presidente Joaquín Balaguer y el líder político José Francisco Peña Gómez.

 “Hubo ocasiones en que pareció que el juego estaba trancado. En un momento, el presidente Balaguer le dijo al doctor Peña Gómez, con mucha tranquilidad: ‘Usted sacó más de un millón de votos y yo saqué más de un millón. Es un empate virtual, partamos el pastel”.

El líder del PRD preguntó: “¿Qué significa eso?”, a lo que el presidente contestó: “Yo dos años y usted dos”. A continuación, Peña Gómez le chocó la mano al mandatario y le dijo: “De acuerdo, vamos a continuar el encuentro mañana con mis asesores para que se redacte el texto del arreglo”.

Un pastel para dos

Según Núñez Collado, al escuchar lo del pastel, pensó que Balaguer iba a ofrecer posiciones en el gobierno, ya que le impactó el “asunto del dos y dos”. Posteriormente, monseñor manifestó a Peña Gómez que no era conveniente anunciar el “acuerdo del dos y dos”, sino que se continuara al otro día el diálogo con el presidente.  “Pero Peña Gómez, que era fogoso, al salir, declaró, al menos a uno de los medios de comunicación, lo de ese acuerdo, y al día siguiente esa fue la noticia de primera plana del periódico Hoy”, afirmó el exrector de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM).

Agregó que al conversar sobre el acuerdo con el embajador canadiense en República Dominicana, John Graham, este se sorprendió.