Organizaciones de la RD condenan “acciones de odio” contra haitianos

SANTO DOMINGO .- Varias organizaciones dominicanas condenaron hoy lo que definieron como  “acciones de odio” en contra de los haitianos residentes en una provincia fronteriza.
En un comunicado, las organizaciones sociales, entre ellas la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), indican que “el hecho de que algún haitiano o de cualquier otra nacionalidad cometa actos criminales de violación a las leyes, no debe ser generalizado en contra de todos los migrantes, como es el caso que tratamos”.
“Lo procedente es someter a los violadores frente a las instancias de justicia, pues nunca puede justificarse la violencia ni poner en peligro las vidas y la convivencia de hombres, mujeres y niños migrantes que desarrollan sus actividades de manera pacífica y en el marco de las leyes”, indicaron.
Precisaron que el 20 % de la población dominicana reside en el exterior “donde celebra sus fiestas patrias, carnavales y otros con desfiles, desarrollan sus actividades laborales y contribuyen con sus divisas al sostenimiento económico del país y de sus familias”.
Caso de Ana Julia Quezada
Las organizaciones se refirieron en su comunicado al caso en España de la dominicana Ana Julia Quezada, autora confesa de la muerte del niño español Gabriel Cruz.
“Qué diríamos si ahora se desarrollara en ese país y otros de Europa una campaña de odio contra toda la comunidad dominicana que nada tiene que ver con esos hechos. Rechazaríamos y denunciaríamos tales hipotéticos hechos. En igual situación rechazamos el acoso de que está siendo sometida la población haitiana en Pedernales”, agregaron.
Seguridad reforzada
Las autoridades dominicanas se desplazaron el martes a la deprimida provincia de Pedernales (suroeste) y reforzaron la seguridad después de que residentes dieran un ultimátum a los haitianos que ahí residen para que abandonen esa población en un plazo de 24 horas, como represalia por el crimen.
El detonante de la situación fue el ataque del que fueron objeto el mes pasado los esposos Julio Reyes Pérez y Oneida Féliz Urbáez a manos, supuestamente, de dos hermanos de nacionalidad haitiana, suceso que se saldó con la muerte inmediata del hombre, mientras que la mujer falleció el pasado sábado tras un mes en coma.
Las autoridades dominicanas afirman que gestionan la entrega de uno de los dos responsables del crimen y que tras supuestamente cometer los hechos huyó a su país, donde fue apresado.
Las organizaciones dominicanas llamaron al Gobierno y a la oposición del país a “asumir discursos y acciones coherentes que cierren el paso a acciones de terror contra los migrantes, insistiendo en que la justicia actúe garantizando la convivencia, la seguridad y los derechos de las personas, para que no se repitan hechos bochornosos y reprochables como los de Pedernales”.