El PRM reclama que investiguen al PLD por caso de los sobornos Odebrecht


SANTO DOMINGO, República Dominicana. - El Partido Revolucionario Moderno (PRM), el principal de la oposición, informó en un comunicado de que presentó “una denuncia para fines de investigación y posterior acusación formal” en contra del PLD por lavado.
Indicó que ello ha sido hecho tomando como base para ello testimonios del exministro de Industria y Comercio Temístocles Montás, y de Obras Públicas Víctor Díaz Rúa, quienes son altos dirigentes del partido gobernante.
En junio de 2017, tras ser detenido por los sobornos entregados por Odebrecht, Montás admitió que recibió fondos para campañas electorales del oficialista PLD de varios empresarios, entre ellos Ángel Rondón, señalado como la persona que distribuyó los 92 millones de dólares que Odebrecht pagó en sobornos.
En un campo pagado y publicado entonces en varios diarios, Montás, quien posteriormente fue excluido del expediente, aseguró: “En ninguno de esos casos, y quiero afirmar esto de manera enfática, se me dijo que ese era un aporte de Odebrecht, ni mucho menos que se esperaba contrapartida alguna”.
Por su lado, el mes pasado, Díaz Rúa, uno de los 7 imputados por los sobornos entregados por Odebrecht, reconoció que, en su calidad de secretario de finanzas del PLD, recibió dinero de la constructora, aunque apuntó que fue “muy poco”.
En su comunicado, el PRM señaló que la confesión de ambos exministros “constituye la madre de todas las pruebas y la confesión de los hechos”.
A la vez, agregó, “son elementos probatorios imposibles de refutar sobre su participación en una trama de lavado de activos, sobornos trasnacionales y estafa contra el Estado Dominicano en beneficio del Partido de la Liberación Dominicana”.
Otros acusados
Además de Díaz Rúa, por los sobornos de Odebrecht están imputados los exsenadores Andrés Bautista, Roberto Rodríguez y Jesús Vásquez, quienes eran dirigentes del PRD y ahora militan en el Partido Revolucionario Moderno (PRM).
Asimismo, el senador Tommy Galán, del PLD; el supuesto testaferro de Díaz Rúa, Conrado Pittaluga, y el empresario Ángel Rondón, a quien se atribuye el reparto de los 92 millones de dólares que Odebrecht confesó haber pagado en el país como sobornos para que le fueran concedidos contratos de infraestructuras públicas entre 2001 y 2014.
El grupo es acusado de soborno, asociación de malhechores, prevaricación, desfalco, enriquecimiento ilícito y lavado de activos, delitos que los imputados niegan.
A finales de mayo de 2017, el Ministerio Público imputó a 14 personas por el caso, contra quienes se emitieron distintas medidas, entre ellas prisión, pero en junio pasado el procurador general, Jean Alain Rodríguez, presentó acusación formal contra seis, dejando a ocho fuera del expediente.
Rodríguez anunció entonces la inclusión en el expediente de Jesús Vásquez, hasta hace poco secretario general del PRM.
Odebrecht llegó a un acuerdo con la Procuraduría General de la República por el que deberá pagar 184 millones de dólares en varias cuotas, el doble de lo entregado en sobornos.