República Dominicana tiene un nuevo campeón mundial en peso welter junior

SANTO DOMINGO.- Alberto “La Avispa” Puello supo picar y la  madrugada de este domingo, en una pelea intensa de principio a fin montada en el coliseo Carlos –Teo- Cruz, logró adueñarse del campeonato mundial del peso welter junior al derrotar (decisión unánime) a su paisano  Jonathan  -La Maravilla- Alonso.
Con esta victoria, convincente por demás, La Avispa Puello frenó la sequía del boxeo, los tres jueces marcaron en sus tarjetas la misma puntuación: 115-113 a favor de Puello, de guardia  zurda, y quien se convierte en el titular interino de las 140 libras con el aval de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).
La dramática pelea, que fue la principal del cartel internacional organizado por la promotora Shuan Boxking bauitizada como “KO a las Drogas”, terminó a las dos de la madrugada.
El combate, desde su inicio, tuvo un accionar de pura violencia. Ambos púgiles, sin dar tregua, buscaron siempre dominar el cuadrilátero.
El primer asalto, aunque con ligera ventaja, los expertos se lo adjudicaron a La Avispa Puello quien pegó efectivos puños, especialmente gancho de izquierda y varios jabs que llegaban limpios al rostro de Alonso quien también tiene la nacionalidad española. En España reside desde que tenía seis años.
Alonso, con una  excelente demostración de técnica, elegantes movimientos laterales y dominio de los fundamentos del boxeo, penetró con sus puños la anatomía de su rival…y lo golpeó sin piedad en su cara.
Fue un segundo round a su favor…golpeó con precisión la parte media de Puello y, también, martilló sus puños al rostro del ahora monarca welter junior amebeísta.
Lo siguientes cinco rounds fueron también intensos, pero con ventaja clara para La Avispa Cabrera quien tuvo sus mejores momentos casi siempre al final de cada capítulo llevando a las cuerdas a Jonathan Alonso.
martilló sus puños al rostro del ahora monarca welter junior amebeísta.
Los mejores momentos de La Avispa Puello
La Avispa Puello, quien se vio en serios apuros en el séptimo y octavo  asaltos, pudo “recomponerse” y neutralizar la recia ofensiva que mantenía Alonso.
Un punto clave: Desde el segundo round Alonso sufrió una cortadura en su boca. En el llamado “Cielo de la Boca”, Alonso sangraba profusamente. Esa sangre prácticamente nunca paró.
Y en el noveno round el árbitro, por el sangrado que afectaba a  La Maravilla Alonso, detuvo  las acciones. Llamó al médico del ring para que lo examinara.
La pelea siguió…llegaron los  rounds de campeones: Décimo, onceavo y 12avo. Y en los dos últimos asaltos fueron donde La Avispa Cabrera tuvo pleno dominio de la pelea.
Y con esa positiva actitud ofensiva logró sumar –tal vez- los dos puntos que marcaron la diferencia del pleito lo que llevaron a los tres oficiales  a certificar su victoria por 115-113.
De esa manera, con la victoria que esperaba su promotora Bélgica Peña, La Avispa Cabrera le pone al boxeo local un nuevo “sello de campeonato mundial”.
Además, por ese triunfo, ¡ya el boxeo criollo no sufre de orfandad mundial!