Page Nav

HIDE

Pages

Classic Header

{fbt_classic_header}

ULTIMAS NOTICIAS:

latest

¿Por qué muchos sintieron que enero fue interminable?

El sentimiento de que en ero fue un mes largo no solo lo tuvieron los dominicanos, cargados de noticias tristes y violentas, también muc...



El sentimiento de que enero fue un mes largo no solo lo tuvieron los dominicanos, cargados de noticias tristes y violentas, también muchas personas en el mundo. ¿A qué se debe?

William Skylark, un investigador que trabaja en este tema en la Universidad de Cambridge, explicó al sitio Newstatesman que "el tiempo mental es una métrica bastante frágil en comparación con la duración real. Todos experimentamos el tiempo de manera diferente, y hay una variedad de factores que pueden afectarlo”.

Se ha descubierto que los estimulantes, como la cafeína hacen que el tiempo parezca que va rápido. Estudios en los que se expone a los participantes a ver una película de terror, luego le preguntan sobre la hora, estos consideran que es más tarde de lo normal, lo que significa que, el miedo da la percepción de que avanza más despacio, a este efecto se le denominó " la excitación en la velocidad del sistema de reloj interno".


Este sistema de reloj interno es cómo juzgamos los segundos. Se cree que se encuentra en la parte del cerebro conocida como el cuerpo estriado, aunque los investigadores han estado analizando si otras áreas (especialmente el hipocampo) tienen sistemas de reloj paralelos.

Enero, por supuesto, tiene la distinción de seguir el mes más activo del año. Diciembre también tiene 31 días, pero es un aluvión constante de eventos.

Zhenguang Cai, un estudiante de doctorado en la University College de Londres que trabaja en la percepción del tiempo, indica: "Es posible que reiniciar el trabajo después de las vacaciones de Navidad genere mucho aburrimiento (en comparación con la diversión durante las vacaciones de Navidad), lo que a su vez conduce a impresión de que el tiempo se ralentiza en enero ".

Este fenómeno se explica más fácilmente por la hipótesis del reloj de dopamina, que establece que los niveles más altos de dopamina, un neurotransmisor en su cerebro asociado con la motivación y la recompensa, acelera su reloj interno, haciendo que el tiempo parezca que pasa más rápido. Los estudios en ratones han demostrado que esto es cierto en gran medida. Sin embargo, hay complicaciones cuando se observan diferentes áreas del cerebro, y aún queda mucho por descubrir sobre el tema.

Un estudio realizado en 2010 dio a 37 estudiantes universitarios un texto largo y les pidió que subrayaran todas las palabras con una combinación de letras dobles. Un grupo de estudiantes pasó 20 minutos en la tarea, mientras que el otro grupo pasó cinco minutos. Sin embargo, a ambos grupos se les dijo que la tarea les había llevado 10 minutos.

Los participantes que habían pasado cinco minutos en la tarea, pero los investigadores les habían dicho que habían pasado 10 minutos en ella, sintieron que no solo ese tiempo había pasado muy rápido, sino que también disfrutaban más de la tarea. Aquellos que habían pasado 20 minutos en la tarea, y luego les dijeron que solo habían pasado 10, encontraron la tarea aburrida y creyeron que el tiempo se había prolongado.

De hecho, nuestro reconocimiento colectivo de que enero es largo, en realidad lo ha hecho sentir más largo, porque somos más conscientes del tiempo. La forma en que percibimos el tiempo, al menos largos períodos, refleja cómo nos sentimos.

Entonces, la próxima vez que alguien se queje de lo mucho que se ha sentido un mes, no señale que tiene 31 días, solo pregúnteles cómo ha sido su día.