Page Nav

HIDE

Pages

Classic Header

{fbt_classic_header}

ULTIMAS NOTICIAS:

latest

Suscribete a Youtube

Gobierno se vuelca en ayudas sociales en tiempo de COVID-19 y de campaña

La crisis económica generada por la pandemia de COVID-19 ha llevado al Gobierno dominicano a incrementar los aportes en subsidios social...

La crisis económica generada por la pandemia de COVID-19 ha llevado al Gobierno dominicano a incrementar los aportes en subsidios sociales que entrega a varios sectores de la población dominicana, en un año que, además del nuevo coronavirus, que ha matado a unas 500 personas y contagiado a unos 17,000 en el país, tiene la particularidad de ser electoral.

Hace unos días, el Ministro de Hacienda, Donald Guerrero Ortiz, estimaba en unos RD$57,500 millones el monto dispuesto por el gobierno del presidente Danilo Medina para atender las urgencias sociales de diversos sectores sociales y productivos del país en medio de la pandemia.

El gasto del Gobierno se incrementa en un año en el que ya el Poder Ejecutivo había presupuestado un déficit de más de RD$110,251 millones. Para financiar parte de esa partida, la gestión de Medina retomó prestado RD$40,000 millones en bonos redimibles vendidos a las Administradoras de Riesgo de Pensiones (AFP) y que estaban en poder del Banco Central.


Los RD$57,500 millones de pesos, calculando las ayudas hasta el 30 de junio, incluye tanto los programas FASE, Quédate en Casa, Pa’ ti , así como aquellos “programas y asistencias que se han estado dando a través del Ministerio de Salud Pública, el Sistema Nacional de Salud y los programas de asistencia social de la Presidencia de la República”.

Coronavirus
Recibe en tu correo actualizaciones diarias sobre el Coronavirus.

El detalle de lo entregado, sin embargo, no ha sido lo suficientemente transparente, a decir de algunos analistas que procuran el desglose de las partidas presupuestarias para que el país pueda conocer el incremento real de los subsidios respecto a los que regularmente entrega el Gobierno a determinados sectores vulnerables de la población.


Entre los programas se encuentran los subsidios sociales que se manejan a través del Gabinete de Coordinación de Políticas Sociales de la Vicepresidencia de la República, que para este año maneja un presupuesto de RD$15,635.4 millones solo para programas sociales, según informa esa dependencia del Ejecutivo.

De acuerdo con datos de la Administradora de Subsidios Sociales (ADESS), solo en el mes de enero de este 2020 se entregaron RD$1,185.4 millones en subsidios a 986,118 beneficiarios del Programa Progresando con Solidaridad (Prosoli). Los meses subsiguientes no están disponibles en el reporte que la entidad cuelga en su página.

En 2019, el monto de los subsidios alcanzó RD$15,268.8 millones, entregados a 1,005,374 beneficiarios. Según explica la Vicepresidencia, el total de los que reciben el aporte varía en función de las amonestaciones a familias que incumplen con los requisitos para las transferencias condicionadas y, por lo tanto, se les retienen los fondos.

En marzo pasado, se sumaron 690,000 familias de manera provisional a Prosoli como parte de las ayudas que ofreció la gestión del presidente Danilo Medina para compensar la falta de ingresos debido a la paralización de activad económica impuesta para evitar la propagación del coronavirus.

La disposición presidencial incrementa a RD$5,000 el monto de la ayuda que de manera regular es de RD$1,500 en promedio, en función de los componentes del programa que apliquen a cada beneficiario.

El Gobierno también anunció que, del total, unos 350,000 hogares recibirían RD$2,000 adicionales para los casos en que uno de los jefes de hogar esté en situaciones de vulnerabilidad especial al nuevo coronavirus.


En su discurso del pasado 25 de marzo, Medina también anunció la creación del Fondo de Asistencia Solidaria a Empleados (FASE) que tiene dos componentes: FASE I y FASE II, tendente a apoyar a las empresas y los trabajadores afectados por el cierre de actividades comerciales.

De acuerdo con el ministro de Hacienda, la “inversión en este programa de asistencia social ascendente a 15,750 millones de pesos al final del mes de junio cuando debe concluir el programa anunciado por el Presidente”.

Para el economista y coordinador de la Comisión de Transparencia de Participación Ciudadana, Faustino Collado, falta transparencia en cuanto a la forma en cómo se manejan esos programas. Estima que entre los subsidios ya establecidos y los creados a raíz de la crisis por el COVID-19, el Gobierno debe haber invertido unos RD$20,000 millones.

“No hay cifras exactas desglosadas de ambos programas y el monto que eso representa hoy día. Yo estimo que se han entregado alrededor de 20,000 millones de pesos en dos meses entre los subsidios viejos y los nuevos que incluye a los despedidos”.

El economista, destaca la falta de un informe financiero de ejecución presupuestaria enero-mayo que incluya de manera separada, además de gasto, los ingresos recibidos que no estaban presupuestados, como son los RD$58,500 millones por concepto de préstamos, 14,000 tomados del Instituto Dominicano de Prevención y Protección de Riesgos Laborales (Idoppril), más las donaciones recibidas.

El más reciente plan de ayuda es el programa Pa´ ti que anunció el presidente Medina el pasado 17 de mayo, en un discurso en el que informaba sobre el desmonte gradual del desconfinamiento y reinicio de la actividad productiva.

Según lo explicó, Pa´ ti beneficiaría a trabajadores informales con una ayuda de RD$5,000 durante los meses de mayo y junio. Según las estimaciones de Hacienda, se han identificado unos “202,000 empleados por trabajadores independientes que serán beneficiados con el programa Pa’ ti”. Las cifras permiten hacer un cálculo de unos RD$2,020 millones en los dos meses fijados para la ayuda.

Gobierno se vuelca en ayudas sociales en tiempo de COVID-19 y de campaña
Reparto de cheques

En los días de la pandemia también se ha visto la entrega de cheques a personas de la tercera edad, bajo la coordinación de la Dirección de Programas Especiales de la Presidencia (Digepep), a través del Plan Nacional de Reducción de la Pobreza Extrema y Promoción de la Inclusión Social Quisqueya Digna.

La ayuda corresponde al pago de una pensión solidaria establecida mediante el Decreto 435-19, emitido por el presidente Medina el 5 de diciembre de 2019, para beneficiar a 1,176 personas, así como a otras 4,825 personas que se adhirieron a esa pensión mediante el Decreto 54-20 de enero de este año.

De acuerdo con una nota de la Digepep, hasta el 11 de mayo pasado se habían entregado cheques de RD$6,000 a cerca de 5,000 adultos mayores de 60 años de edad. La nota indica que a algunos beneficiarios se les están entregando hasta dos cheques juntos y que, aunque ahora se hace de forma personal, en lo adelante se realizaría de manera electrónica.

Los recursos estatales también están llegando a la población mediante el Plan Social de la Presidencia que maneja un presupuesto de RD$2,189.6 millones, de los que RD$1,363.5 millones se destinan a alimentos y productos agropecuarios.

Según el discurso del presidente Medina, el Plan Social estaba en capacidad de “servir cada día a 45,000 familias con tres raciones cada una, suficiente para nueve días de alimentación. A ese ritmo, cubrirán cada semana a 315,000 familias en todo el territorio nacional”.

Para el coordinador del Observatorio Dominicano de Políticas Públicas, Fernando Peña, las ayudas que está dando el Gobierno resultan insuficientes para atender una situación de crisis que –a su juicio– se genera por la poco efectiva y tardía actuación del Poder Ejecutivo para enfrentar la pandemia.

Entiende también que desde el aparato estatal se está usando la asistencia social de manera populista con miras a garantizar el continuismo en el poder del danilismo mediante el candidato presidencial del oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Gonzalo Castillo, para el certamen electoral del 5 de julio próximo.

“Una vez producida la situación (el Gobierno) se empeña en profundizar la intervención en una campaña que daba cancha al miedo y no a la capacitación del sistema salud y a la población, y entonces, dividió al país entre los que querían enfrentar la pandemia y el Gobierno que actúa solo. Aprovechó (el Presidente) dos meses y medio para hacer una intensa actividad política desde el Gobierno, debilitando el cuerpo sanitario del país”.

Peña critica que desde que apareció el COVID-19, desde el Gobierno se debilitó la capacidad de respuesta del sistema sanitario para dejar en manos del candidato presidencial (del PLD) y de las Fuerzas Armadas, parte de la respuesta en salud.