¡Matías Bosch y su Razón!



Por Daygorod Fabián Sánchez
El Autor es Educador y Comunicador Social de Villa Vásquez 

La maledicencia (en ofensas verbales y escritas) ha recaído sobre el nieto del extinto profesor y líder político Juan Bosch. Esto se debe a su constante defensa de los derechos de los migrantes, en su generalidad de origen haitiano.

En principio yo fui de los que externó mediante las redes sociales, mi agravio, con la intención de zaherir al señor Matías Bosch. De todas formas nunca dejé de analizar y leer los escritos de éste, a través de plataformas periodísticas como acento.com.

Siendo sincero en sus escritos se nota magnanimidad. Aunque no comparto sus ideales liberales ni su fascinación por la defensa de los derechos de una minoría, convertida en mayoría, a raíz de la ineficacia e irresponsabilidad de la aplicación de las políticas migratorias dominicanas, debo decir que él tiene un alto grado de razón.

Sería deshonesto negar mi inclinación de extrema derecha, nacionalista y fundamentalista, en materia política. Por tal razón se hizo, en primitiva, difícil para mi persona reconocer los puntos en los que podemos coordinar con el señor Bosch (nieto) y en los que se puede discrepar.

Los extremos no son buenos. La razón debe imponerse ante que los egos y más si estos se guían por ideologías que pueden llegar a nublar el juicio.

El gran error que cometemos al enarbolar la bandera del nacionalismo, es el discurso taimado, que busca pasar inadvertido y llevar al público a seguir las pasiones y no las razones.

Utilizo estas líneas como plataforma introductoria para colocar unas preguntas que yo mismo me hice para entender, que los llamados fusionistas, en realidad son el blanco de distracción usado por los que en les verdad recae la culpa de la masiva migración descontrolada haitiana, que es pautada y usada por el alto empresariado y el gobierno mismo.

¿Quién es el responsable de detener la mafia que existe en la frontera dominico-haitiana? ¿Los llamados fusionistas o el gobierno?

¿Quién es que contrata los haitianos ilegales, para fines laborales, los llamados fusionistas o el alto empresariado?

¿Quién es que se aprovecha del estatus irregular de los haitianos, para no pagar prestaciones laborales, despedir en cualquier momento y no pagar seguridad social, los llamados fusionistas o los empresarios?

Con el problema haitiano se hace impostergable una solución, pero ¿Por qué solo sacarlo a relucir cuando la corrupción y la impunidad nos arropan?

¿Quiénes han gobernado más este país, los llamados fusionistas o los partidos tradicionales? ¿Por qué no han detenido (la masiva migración) lo que ellos critican y tiene el poder para hacerlo?  

Considero ideal analizar, lejos de la pasión estas preguntas, para entender que Matías Bosch tiene mucha razón.