Dinero que pagó recluso en Montecristi involucra alcaidesa Niurka Guzmán

Por Santos Vásquez

Montecristi, R.D.-Los casi 200 mil pesos que pagó a militares  el recluso Wascar de Jesús Pérez Vargas, en la cárcel pública San Fernando, en esta localidad para recibir varios beneficios y  vivir cómodo en una habitación en la celda de veteranos en ese  recinto involucran a la doctora Niurka Guzmán, quien es encargada de la oficina de la Dirección General de Prisiones, establecida en ese lugar.
Los datos fueron ofrecidos al periodista que redactó esta noticia por un miembro del Ejército de la República Dominicana, que presta servicios en la décima quinta compañía, (15cia), de esa institución armada del gobierno quien solicitó el anonimato de su nombre por temor a represalias.
Según la fuente de entero crédito a Niurka Guzmán, de dicho dinero se le entregó 25 mil pesos y luego que lo recibiera días después presionó para que se le entregarán 75 mil pesos más para completar los 100 mil y así cerrar el trato y permitir que el reo Pérez Vargas, permaneciera en su cómoda y confortable habitación de la celda de los veteranos.
Explica el militar (ERD),  cuyo nombre no hacemos mención que al no entregarle los 75 mil pesos a Niurka Guzmán, esta se incomoda y procedió a hacer un informe a sus superiores de la Dirección General de Prisiones, en Santo Domingo, en torno a que Wascar de Jesús, fué recluido en la celda de veteranos sin el mismo ser militar ni policía.
A su vez la Dirección General de Prisiones, notificó a la Comandancia General del Ejército de la República, y esta última institución procedió  a arrestar e investigar varios oficiales superiores en torno a ese caso.
La fuente militar denunció que Niurka González, se adjudicó de manera personal móviles celulares de tecnología de punta, celulares maquitos, wifi, cargadores, auriculares, bocinas de computadoras como se puede ver en la foto de esta noticia, además de otras pertenencias que fueron incautadas mediante requisas  por militares en la celda de mujeres de la cárcel pública San Fernando, en Montecristi.