El buey de casi dos metros y 1.400 kilos que se salvó de ser sacrificado por su enorme tamaño

Knickers es un enorme buey (o toro castrado) de pintas blancas y negras y se destaca sobre varias decenas de bovinos criados en una granja en el oeste de Australia.
Y se cree que por su peso de 1.400 kilos y su altura, de 1,94 metros, este ejemplar de siete años es el bovino más grande en un país que tiene millones de ellos. .
Y su tamaño descomunal ha sido la razón por la que sigue vivo.
§  Cómo la ballena azul llegó a convertirse en el animal más grande de la historia (y cómo la ayudó un mar vacío)
Cuando su propietario, Geoff Pearson, intentó subastarlo en el mercado local, los procesadores de carne le dijeron que simplemente no tenían los medios para manejar un animal de ese tamaño. Así se salvó del matadero.
Ahora, Knickers continuará pastando hasta el final de su vida como cualquier animal silvestre en una granja ubicada a unos 136 kilómetros de la ciudad de Perth.