¡Carrera hacia el senado!



Por Daygorod Fabián Sánchez
El Autor es Educador y Comunicador Social de Villa Vásquez 

Bajo argumentos de oropeles exista ya una raigambre de seguidores que promueven varias figuras, en mi Provincia, para ocupar la curul en la Cámara Alta. Ha resultado inmensamente interesante escuchar, analizar y hasta reír con los planteamientos que son colocados en la escasa mesa del debate de las ideas.

Apologética es la presunción de que basados en motivaciones de naturaleza personal se puede llegar a conquistar el corazón del elector. Un amplio segmento de los que ejercen el sufragio emite el voto por dádivas, comunes en nuestra mal llamada democracia, pero otro segmento igual de importante espera el mejor momento para decidirse en base a las ideas y propuestas que puede articular un exponente partidario.

La desventaja de los periodos ejercidos de forma consecutiva (Heinz Vieluf) es que de cumplirse o agotarse lo que se prometió durante la campaña electoral, se le dificulta al político/a convencer por la fuerza de las ideas a los votantes tanto nuevos como viejos.  En ese orden acuden a la fortaleza de nomenclaturas económicas, pero este método cada día tiene un agotamiento en distintas demarcaciones del país.

Según Gallup el 65% de los jóvenes, en capacidad de ejercer el sufragio, no tiene interés en pertenecer o militar en una agrupación partidaria. Éste elemento hace de características dificultosas el convencimiento de estos actores que tienen ya varios años ocupando una posición de tipo electivo.

Aunque se ha perdido la noción de las ideologías políticas (izquierda, derecha, centro, extrema, comunismo, socialismo, etc...) existe el factor pragmático. Si a esa población no se le demuestra que su calidad de vida puede mejorar, basado en las iniciativas que tenga a mano el legislador, no existe forma humana de convencerlo para ejerza el voto: se genera la abstención.

Hasta ahora hay cuatro figuras (en el PLD) que tienen el perfil de aspirantes: Miguel Alejandro Bejaran (Representante del Sector Danilista), Heinz Vieluf Cabrera (Posee una carta única, el voto para una modificación, actualmente en la posición de Senador), Ángela Peña (cercana colaboradora del Dr. Leonel Fernández) y Alejandro Toribio (ocupante de varias posiciones de estado).

Desde el ángulo de la realidad quien tiene los mayores niveles de dificultades es quien ya ha ocupado una misma posición y aspira a continuar.

¿Por qué el mayor óbice se le presenta al Senador Vieluf?

Más de 10 años de gestión terminan representando el agotamiento de un modelo. Sucede esto cuando no se renueva el discurso, elemento éste difícil cuando no se ha sufrido una derrota.

Igualmente es incómodo presentar un discurso renovado cuando la alcurnia de la gestión parlamentaria no está precedida de logros palpables para la demarcación que se representa.

Éste tipo de continuismos por lo común están ligados a motivaciones muy personales, lo cual aduce a que el discurso es poco convincente. En ese sentido sería recomendable que varíe el discurso y mejore su estrategia hacia lo externo e interno de su agrupación partidaria.

La mansalva de aspirantes es una muestra de que ni siquiera el mismo partido (el PLD) está en condiciones de conformidad con lo acaecido en el parlamento (senado), por lo que los líderes que quieren regentar el control envían a su hombres y mujeres de confianza a ganarse el espacio que consideran perdido, desde el punto de vista práctico e ideológico. En ese orden la mayor ventaja la posee hasta ahora el Ingeniero Bejaran, fruto de condiciones de poderío y liderazgo. Los demás tienen poco tiempo para igualar fuerzas, pero no es imposible.    

Correo: fabiandaygorod@hotmail.com
Whassapp: 829-319-0577