"Constitución dominicana no está en venta” se manifiestan en Santiago

Integrantes de decenas de organizaciones de la sociedad civil se concentraron hoy en el área monumental de Santiago  demandando respeto a la Constitución dominicana, ante las pretensiones de grupos que buscan modificarla nuevamente y permitir la reelección presidencial.


Bajo la consigna de que la “Constitución dominicana no está en venta”, los miles de participantes de diferentes estratos sociales se mantuvieron por espacio de dos horas en la explanada frontal del Monumento en honor a los Héroes de la Restauración, donde se presentaron diversas manifestaciones artísticas y culturales en respaldo a la iniciativa que busca frenar dichas pretensiones.
Al acto se unieron legisladores de varias de las bancadas de diferentes partidos políticos representadas en el Congreso Nacional, que también han mantenido su oposición a que se modifique nuevamente la Constitución y hablaron en nombre del grupo de legisladores, la diputada Altagracia González, quien le dio la bienvenida a la ciudad de Santiago y el diputado reformista Pedro Botello.
Los diputados presentes juraron mantener firme su posición de no involucrarse en un proyecto que busque modificar la Constitución de la República, levantaron su mano derecha y a viva voz reafirmaron su compromiso con el pueblo dominicano.
El destacado cineasta José De Laura, representación de los convocantes leyó un documento al que denominaron, ”Proclama en Defensa a la Constitución de la República Dominicana” en la que resaltan su sentida inquietud por la recurrente aparición en medios de comunicación nacionales de declaraciones ofrecidas por legisladores y funcionarios gubernamentales, en las cuales se expresa el interés de promover una nueva reforma a la Constitución, con el objetivo de habilitar al actual Presidente de la República a presentarse como candidato a esa misma posición, en las elecciones programadas para mayo del año venidero.
Los manifestantes recuerdan que es de conocimiento general, que la Carta Sustantiva fue modificada en el año 2015 con el mismo propósito, posibilitando la reelección consecutiva del actual incumbente, la cual para ese entonces estaba prohibida.
En esta última reforma constitucional, se estableció la posibilidad de que el Presidente de la República, pudiera optar por un segundo mandato consecutivo, quedando impedido de presentarse como candidato presidencial en una ocasión posterior.
El documento también señala que para asegurar la prevalencia de esta norma constitucional, en dicha modificación a la Ley Suprema se adoptó la vigésima disposición transitoria, en la cual se aclaró que si el Presidente elegido para el período 2012 – 2016 pretendía optar por el mismo cargo para las elecciones que fueron llevadas a cabo en el año 2016, quedaría impedido de postularse en el futuro a ese mismo cargo, o a la Vicepresidencia de la República.
Dicen que quien ahora ejerce el Poder Ejecutivo, se presentó como candidato en el certamen electoral del año 2016, resultando reelecto, por lo que resulta claro que no puede ser nuevamente postulado a dicha posición, de conformidad con la normativa constitucional dominicana.
Los manifestantes se oponen a que se pretenda ahora promover una nueva reforma constitucional, con el propósito de posibilitar una nueva reelección consecutiva del primer mandatario de la Nación, lo que constituiría un gravísimo atentado al proceso de consolidación de la democracia dominicana, al tiempo en que desataría severos trastornos para la gobernabilidad, la convivencia y la paz social.
Dejan establecido, que quienes suscriben dicha proclama no son opositores políticos al actual Gobierno, sino ciudadanos preocupados que elevan sus voces, ya que entienden que la defensa de la Constitución, es una responsabilidad de todos y de todas, sin distinción de ideologías, preferencias políticas o afiliaciones partidarias.
Dicen que al actuar de esta manera, protegen la integridad de nuestra democracia, y con ello las libertades y derechos que actualmente disfruta el pueblo dominicano. Esta causa la abrazamos, porque es la causa de la libertad, y porque es la causa de la paz.
Finalmente los manifestantes expresaron que cualquier intentona de cercenar la democracia dominicana a través de una modificación constitucional, tendrá a todo el pueblo dominicano tirado a las calles defendiendo la Carta Magna.