Tony Peña Guaba se une al PRM a trabajar “por la unidad opositora y el cambio”

El renunciante secretario general del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), José Francisco Peña Guaba, afirmó ayer que se fue de esa organización después que hizo todo lo que le fue posible por rescatarla y se identificara de nuevo con los principios democráticos a los que su padre José Francisco Peña Gómez y parte de su familia dedicaron sus vidas.

Al tomarle juramento a Peña Guaba, quien estuvo acompañado de dirigentes de diferentes puntos del país, el presidente del PRM, senador José Ignacio Paliza, dijo que los herederos del pensamiento político y el compromiso social de Peña Gómez, deben honrar su legado de reconciliación y perdón con que coronó su vida al servicio del pueblo dominicano.  

Peña Guaba expuso que trató de recuperar al PRD por la vía legal y política pero que “como nadie está obligado a lo imposible, renuncié a la militancia de toda una vida en el partido que me vio nacer, en el partido que mis padres dedicaron hasta su muerte para su preservación”, acotó.

Dijo que la gente le ha dicho que debió seguir peleando en el PRD, respondiéndole que ya no valía la pena seguir perdiendo su tiempo en esa organización.

La mucha o poca aceptación que tengo dentro y fuera del PRD no podía perderse y mucho menos diluirse. Mi compromiso con el país me decía que tengo que trabajar para el cambio.

Y el único partido que sintetiza el cambio en este momento es el Revolucionario Moderno”, expuso.

“Por eso a partir de hoy me pongo el traje de comandante y hoy se juramentan miles de perredeístas en el PRM y todas las semanas traeré sectores, partidos políticos para producir el necesario cambio contra la corrupción, la delincuencia, endeudamiento público, impunidad y control migratorio que necesita la Republica Dominicana”, subrayó.

El acto contó la presencia de la secretaria general, Carolina Mejía, el aspirante presidencial Luis Abinader y César Cedeño en representación del ex presidente Hipólito Mejía. 

Peña Guaba dijo que su principal aporte será ayudar a lo que realmente teme el PLD, que es el alineamiento de las fuerzas peñagomistas.