Desmantelan galleras clandestinas y cierran cuatro negocios en Línea Noroeste por violar toque de queda - Montecristi Al Dia

Mobile Menu

Top Ads

Mas Noticias

logoblog

Desmantelan galleras clandestinas y cierran cuatro negocios en Línea Noroeste por violar toque de queda


VALVERDE. – Dos galleras clandestinas desmanteladas y cuatro establecimientos comerciales fueron cerrados durante el fin de semana en comunidades de la Línea Noroeste, por quebrantar las disposiciones del toque de queda.

La Policía informó en un comunicado que miembros preventivos de la Policía Nacional, dirigido por el teniente coronel Freddy Mora, comandante del Departamento de Mao, frustraron una lid de gallos en el rio El Puente, donde fue destruida una gallera que levantaban varios individuos que rápidamente se retiraron del lugar.

En tanto que, en el paraje La Finca de Aleyes, en el municipio de Villa Vásquez, provincia de Montecristi, desaprensivos jugaban gallos en una gallera clandestina, también desmantelada por los agentes policiales que comandaba el coronel Franklin Segura Tapia, junto al supervisor zonal, mayor Rafael Antonio Estrella Fernández y un representante del Ministerio Público.

En dicho lugar fueron apresados Valerio Cruz Fernández, apodado El Chato, con una motocicleta; y Bladimir Helena Olea, de 27 años, a este último se le ocupó la jeepeta Toyota Highland, color gris oscuro, placa G293727, la cual contenía en su interior tres huacales con 47 cervezas, 40 unidades de bebidas energizantes (gatorade), una botella de Mama Juana y dos boquitoquis.

Asimismo, en el municipio de Guayubin, provincia de Montecristi, también ayer fueron clausurados por incumplimiento a la disposición del decreto No.298-20 relativo al Estado de Emergencia, los Colmadones Ambiorix, El Ambiente y la cafetería Bil Weyy, cuyos propietarios fueron debidamente notificados por el Ministerio Público y autoridades sanitarias de la zona.

Finalmente, en el municipio de Restauración, provincia de Dajabón, fue clausurado el negocio denominado “Daniel Clase Colmadon”, por violentar el toque de queda, donde fue necesario lanzar una bomba lacrimógena para desalojar a los parroquianos que no querían abandonar el lugar, sin que se produjeran mayores consecuencias.

Durante las labores de cierre de los establecimientos en los municipios de Guayubin y Restauración, participaron además miembros del Ejército de la República Dominicana.