Nace hija de hombre muerto a manos de patrulla mixta en Castañuelas mientras se realizaba el entierro - Montecristi Al Dia

Mobile Menu

Top Ads

Mas Noticias

logoblog

Nace hija de hombre muerto a manos de patrulla mixta en Castañuelas mientras se realizaba el entierro



Castañuelas,- En medio de una manifestación de apoyo para dar el ultimo a dios al mecánico Francisco Alberto Mercado (Francis) de 43 años de edad, quien resulto muerto de un disparo de parte de una patrulla mixta el pasado Domingo durante el toque queda en esta comunidad, nació su hija Franyulis y de su esposa Yulisa Ramòs, quien estaba en su última semana de gestación.

El alumbramiento de produjo la mañana de este jueves, en la clínica doctor Toribio de las Matas de Santa Cruz, donde fue ingresada la esposa del hombre muerto a manos de una patrulla mixta en la comunidad Loma de Castañuelas.

Mercado recibió la herida de bala en la cabeza en momentos que supuestamente no obedeció la orden de detener su vehículo, un carro marca Sonata porque alegadamente estaba muy oscuro.

Con relación al caso el señor Josè Mercado, padre de la víctima, denuncio que los policías al momento de detenerlo lo arrastraron por el suelo y lo despojaron de 800 mil pesos que tenia producto de su negocio de prestar dinero que tenían en la zona.

Por la muerte de Mercado, está detenido el raso del ejercito dominicano Luis Cuevas Montero, a quien conocerían una medida de coerción en el tribunal de la instrucción de Montecristi este pasado miércoles, pero fue pospuesta para el próximo lunes.

Manifestaciones de apoyo.

Durante el desfile para darle sepultura en el cementerio de la comunidad, la población salió a las calles en protesta contra lo que consideran un crimen cometido contra una persona seria. Mientras que el senador de la provincia Montecrisiti Ramón Antonio Pimentel, pidió al presidente Luis Abinader la destitución del director de la policía Edward Sánchez, por esta y otra muerte ocurrida en el destacamento de la institución del orden en el municipio de Castañuelas.

Por Arsenio Cruz.