Balas mortales, consecuencia de excesos policiales - Montecristi Al Dia

Mobile Menu

Top Ads

Mas Noticias

logoblog

Balas mortales, consecuencia de excesos policiales

Santo Domingo. – Los excesos de agentes de la Policía Nacional han ocasionado la muerte de decenas de personas durante los últimos años en la República Dominicana.


En ocasiones, los abusos de la fuerza son calificados de “errores” involuntarios por parte de los miembros de la uniformadas en el ejercicio de sus funciones, conducta cuestionada por distintos sectores de la sociedad.


Estos casos no sólo generan indignación, sino que también la ciudadanía exige una respuesta, al entender que quienes deben de velar por la seguridad de la población son quienes le llevan a sus seres queridos de manera violenta.


Otro factor que aumenta la impotencia de quienes pierden a un familiar a mano de agentes, es la burocracia del sistema de justicia catalogado en muchas ocasiones como “selectivo”.


En el periódico De Último Minuto presentamos un recuento de personas que han perdido la vida a manos de agentes del orden, los cuales justifican su exceso de fuerza como un “error, confusión o provocación de la víctima para ejercer la fuerza policial”.


El hecho más reciente que mantiene consternada a la sociedad dominicana, fue el incidente donde perdió la vida la arquitecta Leslie Rosado, de 35 años, a manos de un cabo de la institución del orden.


Se trata de Janli Disla Batista, a quien presuntamente se le “escapó” un disparo de su arma de reglamento que terminó con la vida de la joven mujer en estado de embarazo.


Esta ha sido la gota que ha removido al país a viva voz a pedir a las autoridades una revisión profunda de los miembros de la institución que esta para cuidar al ciudadano.


Políticos, empresarios, comunitarios, funcionarios y ciudadanos común entienden que sucesos como estos no deben ocurrir en pleno siglo XXI.


Piden al director de la Policía, Edward Sánchez, investigar a las personas que ingresan a las filas de la institución, porque entienden que no todo el mundo esta apto para tener en sus manos un arma de fuego.


Otro hecho que en menos de una semana empaña la imagen de la Policía Nacional, fue el ocurrido el pasado 26 de septiembre en el municipio Padres Las Casas, en Azua, donde el joven Robinson Ramón Méndez Mancebo, de 27 años de edad resultó muerto de balas a manos de una patrulla.


La versión de la uniformada fue que el incidente se produjo cuando presuntamente un oficial supervisaba con varios agentes el cierre de establecimientos de venta de bebidas alcohólicas.


Señaló que versiones recogidas en el lugar dan cuenta de que todo se originó cuando Méndez Mancebo alegadamente rehusó entregar a los policías una pistola de su propiedad, versión que fue desmentida por familiares de la víctima, cuyo suceso quedo captado por cámaras de seguridad.


La institución del orden puntualizó que mantiene investigación del hecho.


Los familiares del hoy occiso piden esclarecer el crimen y que caiga todo el peso de la ley en los responsables.


Otro acontecimiento donde figuran agentes de la institución del orden, fue en el que perdió la vida el abogado Raymeni Alexis Castillo (Ray El Abogado), durante un confuso incidente ocurrido en medio del toque de queda el pasado 10 de agosto en San José de Ocoa.


Imagines que circularon en las redes sociales, mostraron el momento en que un agente intentaba neutralizar al togado golpeándole con una pistola en la cabeza, mientras este se disputaba con otro miembro policial, donde un disparo se escapó en medio de la discusión provocando que este falleciera al instante.


El pasado 1 de junio del año en curso, el joven Delfín Sabina recibió un disparo que le cegó la vida mientras huía de una patrulla policial tras estos irrumpir en un “teteo” en pleno toque de queda.


Según versiones, este se montó en su vehículo y arrancó a alta velocidad y al llegar a una calle, una barrera humana conformada por al menos ocho uniformados trataba de impedir el paso del carro, sin embargo, Delfín obvió el llamado y arrolló con el vehículo a los agentes, quienes respondieron a tiros.


Familiares de la víctima describieron el accionar de los agentes como “asesinato”, estos narraron que no conforme con disiparle, lo sacaron del vehículo y lo golpearon.


Además, revelaron que, al presentarse al destacamento policial de la zona, el coronel Peralta, quien fungía como encargado les ocultó el cadáver.


Agregaron que su rostro estaba irreconocible por los golpes recibidos.


De su lado, la Policía informó que el hecho estaba bajo investigación, pero no dijo que el hombre falleció durante el suceso.


Otra fecha marcada por actos violentos fue el 28 de mayo 2021, en la cual dos rasos de la uniformada resultaron suspendidos tras ser acusados de matar a un joven y herir a dos menores de edad en Samaná.


La uniformada explicó que la víctima identificad como Jeffrey Alberto Mora Miguel de 22 años falleció tras una herida de bala provocada por el disparo al aire que realizó un agente para dispersar las personas del lugar, debido a que este presentó una actitud agresiva contra la patrulla.


Otro caso que estremeció a la sociedad dominicana fue el de la pareja de esposos evangélicos Joel Díaz y Elizabeth Muñoz, quienes fueron abatidos por una patrulla policial mientras transitaban en la autopista Duarte, el pasado 29 de marzo del 2021.


Según las declaraciones de la institución, estos fueron confundidos con una banda delictiva que era buscada por la Policía Nacional.


 El hecho que ocurrió en el municipio de Villa Altagracia, destapó otros casos de abusos por parte de miembros de la uniformada a ciudadanos de la demarcación.


El pasado 9 de marzo una adolescente falleció tras ser impactada por un disparo que supuestamente realizó un agente de la Policía Nacional, en un hecho registrado en horario de toque de queda en el sector Villa Francisca del Distrito Nacional.


La joven fue identificada como Brandy Bautista, de 15 años de edad, quien según versiones fue alcanzada por un disparo que realizó un agente policial cuando esta se encontraba en un puesto de pizza, momentos en que estos perseguían a unos motoristas en el referido sector.


Otro hecho que causo la indignación de una comunidad, fue la muerte de un joven a manos de agentes de la Dirección Central de Inteligencia Delictiva (DICRIM) en Cienfuegos Santiago, el pasado 10 de febrero del presente año.


Por el suceso, una turba acudió al cuartel de la localidad a protestar, obligando a doblegar la seguridad del recinto.


Según la Policía, el hombre era buscado por actos delictivo, lo que fue desmentido por los residentes de la zona.


Un suceso que causó la indignación de toda una comunidad fue el exceso policial que impidió que un padre disfrutara el nacimiento de su bebe, tras agentes causarle heridas de balas que lo mantuvieron en cuidados intensivos y posteriormente falleció, en un hecho ocurrido el 7 de febrero del presente año, en la comunidad Loma de Castañuelas de la provincia Montecristi.


Se trata de Francis Mercado, de 43 años, quien murió tras permanecer en estado de gravedad en un centro médico de Santiago.


Según testigos, los agentes mandaron a parar a Mercado en un lugar oscuro, y éste no se detuvo, por lo que los policías le dispararon hiriéndole de gravedad. 


“Queremos justicia, porque no queremos que esta muerte quede impune. Hoy fue Francis, y mañana será uno de nosotros”, fue el pedido a las autoridades por parte de sus familiares.


Denunciaron que luego de que Francis permaneciera herido en su vehículo, los agentes de la institución del orden, tomaron le robaron sus pertenencias.


“Le desbaratan el carro y lo saquean, porque se le llevaron la suma de 800 mil pesos que él tenía”.


El agente involucrado fue puesto a disposición de la justicia.


Otro caso estremecedor por el accionar de agentes policiales fue el del teniente coronel piloto de la Fuerza Aérea, Ramón Israel Rodríguez Cruz, quien murió a causa de varias heridas de bala que le propinó una patrulla al llegar a su vivienda en un hecho ocurrido en la comunidad Bahoruco del distrito municipal Guatapanal, de la provincia Valverde. Este suceso ocurrió el 24 de diciembre del año 2020.


Familiares del hoy occiso denunciaron que este fue mandado a matar por un policía de alto rango en la demarcación. Asimismo, exigieron que el caso no quede impune.


En este, la entidad del orden solo se limitó a informar que investigan las circunstancias que causaron el deceso de Rodríguez Cruz.


Otra víctima consecuencia de los accidentes o errores policiales, fue la muerte de Jeuclis Osiel Tatis, de 26 años, el 5 de agosto de 2020 en el municipio Las Matas de Santa Cruz, provincia Montecristi.


Según la uniformada un raso le quito la vida de un cartuchazo, presuntamente de manera accidental, tras una patrulla mandar a detener durante el toque de queda


Muchos son los casos de abusos policiales que han cegado la vida de ciudadanos que no tienen cuentas pendientes con la justicia, y que como diría un refrán “Están en el lugar equivocado y a la hora equivocada”.


Asimismo, otros sucesos que involucran agentes de la institución del orden que han terminado en tragedia han estado ligados a temas personales, pasionales y de negocios.